fbpx
a
915 11 44 38

hola@drramirezmoreno.es
Carretera Barrio de la Fortuna nº6, 28054 Madrid

Entradas recientes

De Lunes a Viernes

10:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Carretera Barrio de la Fortuna nº6

28054 Madrid

Síguenos

¿Los cuidados bucodentales son realmente necesarios durante el embarazo?

¿Los cuidados bucodentales son realmente necesarios durante el embarazo?

cuidados-bucodentales-cepillado-drramirez

Aunque existen muchos mitos asociados con la salud bucal y el embarazo, no existe la menor duda de que durante esta etapa de la vida de la mujer se producen cambios hormonales que pudieran incidir en un aumento del riesgo de caries y de enfermedad de las encías. Atendiendo a esta realidad los especialistas recomiendan que la embarazada dedique especial atención a  los cuidados bucodentales que no solo asegurarán su salud, sino la de su bebé.

Comencemos por desmitificar una de las creencias populares más arraigadas que afirma que el bebé absorbe de los dientes de la madre parte del calcio que necesita en su desarrollo, algo que a pesar de ser demostrada su falsedad sigue aportando preocupaciones.

Casi igual de frecuente es que cada embarazo implica la pérdida de alguna pieza dental, cuando realmente existen diversas causas que provocan un aumento de las caries durante el embarazo. Durante la gestación se deben elevar las precauciones ante un mayor consumo de alimentos ricos en azúcares, pues al combinarse con un descuido de la higiene bucal conduce a un aumento de placa bacteriana.

Una segunda causa muy común en la aparición de las caries se asocia con los cambios en hábitos nutricionales y los horarios en que se consumen los alimentos. Es normal que se reduzcan los tiempos entre comidas en la medida en que crece el abdomen, por lo que ello exige una mejor limpieza.

Por último, debemos señalar la aparición de los molestos vómitos asociados al embarazo o reflujo del ácido del estómago. Está demostrado que el ácido del estómago provoca una erosión del esmalte del diente volviéndolo más susceptible a la caries.

Además de las caries, los estudios confirman que las patologías más comunes en las embarazadas son la inflamación y/o sangramiento de las encías (gingivitis) y la hiperplasia gingival (agrandamiento de encías), que tienen como causas fundamentales el aumento de los niveles de estrógeno y progesterona.

Si a esto unimos que se ha demostrado que existe vinculación entre la aparición de las enfermedades periodontales y la posibilidad de tener parto prematuro y bajo peso al nacer, resulta mucho más importante mantener la salud periodontal a través de adecuados cuidados bucodentales durante todo el embarazo. Estos problemas son más comunes en el segundo mes del embarazo, con una afectación mayor en el octavo. Es bueno señalar que en los casos en que se diagnosticaron problemas gingivales antes del embarazo, existen grandes probabilidades de que se agraven.

Comoquiera que el embarazo no es una enfermedad, la embarazada puede recibir el tratamiento dental que precise siempre que sea recomendado por un especialista y teniendo en cuenta que en el primer trimestre se suelen realizan sólo tratamientos de urgencia y el segundo es el ideal para realizar cualquier tratamiento dental, incluyendo el uso de anestesia local.

cuidados-bucodentales-atencion-drramirez

Consejos para que los cuidados bucodentales sean más efectivos

Consideramos oportuno compartir con ustedes algunos consejos de GeoSalud que contribuyen a consolidar la salud bucal durante el embarazo:

  • Beber agua que contenga flúor agregado de ser posible. El flúor brinda protección contra las caries. La mayoría de los sistemas públicos de agua tienen flúor agregado. Averigüe en el departamento de salud o de agua de su comunidad si el agua contiene flúor. También puede usar un enjuague bucal con flúor, además del cepillado y el hilo dental, para ayudar a prevenir las caries.
  • Cepille con suavidad todas las caras de los dientes con un cepillo de cerdas blandas. Lo mejor es hacer movimientos circulares y movimientos cortos hacia atrás y hacia adelante.
  • Tómese tiempo para cepillar las encías y cepille suavemente la lengua para ayudar a eliminar placa y alimentos.
  • Pídale a su dentista o higienista dental que le muestre la mejor manera de pasar el hilo dental por los dientes.
  • Cambie el cepillo de dientes cada 3 meses, o antes si el cepillo se ve gastado o se abren las cerdas. Un cepillo dental nuevo remueve más placa.
  • Si usa dentadura postiza, asegúrese de quitarla por la noche y limpiarla antes de volver a ponérsela la mañana siguiente.
  • ·         Consuma alimentos sanos.
  • No fume. Aumenta el riesgo de enfermedad de las encías, de cáncer de boca y garganta y de infecciones fúngicas bucales. También afecta el color de los dientes y el olor del aliento.
  • Limite la ingesta de alcohol a una copa por día en el caso de las mujeres. El consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer de boca y garganta. Consumir alcohol y tabaco juntos aumenta el riesgo de cáncer de boca más que consumir uno solo de estos productos.
  • Limite su consumo de refrescos. Incluso el refresco dietético contiene ácidos que corroen el esmalte de los dientes.

A modo de conclusiones recomendamos dedicar especial atención a los cuidados bucodentales y a una alimentación equilibrada, medidas que son fundamentales para prevenir problemas en la madre y el bebé.