fbpx
a
915 11 44 38

hola@drramirezmoreno.es
Carretera Barrio de la Fortuna nº6, 28054 Madrid

Entradas recientes

De Lunes a Viernes

10:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Carretera Barrio de la Fortuna nº6

28054 Madrid

Síguenos

¿Cómo prevenir las caries en los niños?

¿Cómo prevenir las caries en los niños?

cuidado-caries-drramirez

Si algo preocupa a los padres es la aparición de molestias en la boca de sus hijos. Si estas se asocian con dolores, resulta más difícil para la familia y requiere de la atención urgente de un especialista. Por eso, cuando aparecen los dientes comienzan también los riesgos de aparición de las caries. Las complicaciones que esta afección bucal pueden ocasionar obligan a estar siempre atentos al comportamiento de los hijos. Como son diversas las causas que las ocasionan, la prevención sigue siendo la mejor solución.

Ante todo debe recordar que su hijo necesita dientes sanos y fuertes que le ayudarán a masticar los alimentos, articular palabras y asegurar el espacio suficiente para que los definitivos puedan crecer derechos. No resulta muy difícil comprender que siempre resultará más efectivo prevenir que curar las caries, por lo que la adopción de medidas adecuadas desde edades tempranas puede evitar serios problemas en el futuro.

Es muy común que los padres busquen información sobre las causas que inciden en el deterioro de los dientes. La mayoría de los especialistas coinciden en que la aparición de las caries está asociada con el consumo excesivo de azúcar, pues su acumulación provoca la multiplicación de bacterias que pueden afectar seriamente a los dientes.

¿Qué medidas tomar para la prevención de las caries?

Los padres deben estar siempre atentos al consumo de alimentos de su hijo, sobre todo aquellos que contienen demasiada azúcar. No olvidemos que buena parte de los líquidos que beben los niños la contienen. Es bueno aclarar que ocurre así no solo con los jugos de frutas, sino también con la leche.

Algunos olvidan que cuando el pequeño ingiere alimentos con abundante azúcar, esta se deposita en los dientes. Hay que prestar especial atención a la frecuencia con la que los consume y el tiempo que el azúcar permanece en la boca. Es muy peligrosa la práctica de algunos padres de permitir que sus hijos caminen, a veces durante largo rato, con el biberón lleno de líquido.

Antes de entrar en las medidas que deseamos proponerle, vale la pena recordar que la leche materna es el alimento ideal para los dientes del bebé en los primeros años de vida, al disminuir el crecimiento bacteriano y la producción de sus ácidos. Cuando además se agregan alimentos o bebidas azucaradas se incrementan los peligros de aparición de las caries.

prevencion-caries-drramirez

Aunque partimos de la certeza de que nunca será suficiente lo que hagamos en el hogar, aquí les van algunos consejos que nuestras propias investigaciones y la práctica cotidiana se han encargado de demostrar su efectividad.

  1. Iniciar el cepillado cuando aparecen los primeros dientes. Esta es de las medidas más recomendadas para evitar complicaciones. A muchos pequeños les gusta este momento, por lo que debemos aprovecharlo.
  2. Los niños no deben caminar durante mucho tiempo con un biberón lleno de líquido azucarado.
  3. Evitar, siempre que sea posible, el uso de chupetes. Si no puede renunciar a ellos, trate de no aplicar nunca miel, azúcar o sirope en ellos.
  4. Es recomendable enseñar al niño a beber en una taza u otro recipiente, de manera que podamos retirar definitivamente el biberón entre los 12 y 14 meses.
  5. No olvide nunca retirar el biberón o dejar de alimentarlo cuando se duerme.
  6. El cepillado debe hacerse todos los días y al menos 3 veces, es decir, después de cada comida. En este sentido recomendamos la pasta de dientes contenga flúor por su capacidad de actuar como escudo protector. En el caso de los niños menores de 3 años se recomienda limpiar las encías y la lengua con una gasa o un cepillo de cerdas finas para no dañarlo.
  1. En el caso de los lactantes se recomienda evitar el contacto de la tetina de los biberones durante largos períodos de tiempo. (Sugerimos que sea entre 15 y 20 minutos por toma).
  1. Disponer de una dieta sana que incluya alimentos ricos en fibra y frutas.
  2. Es cierto que el consumo elevado de dulces incide negativamente en la salud bucal. Está demostrado que mientras más dulces se comen, aumenta  la posibilidad de que aparezcan las caries.
  3. Por último debe saber que la visita a un especialista contribuye a la detección temprana y al tratamiento efectivo de los problemas bucales. En nuestro caso recomendamos que la visita al dentista cada 6 meses, fundamentalmente después del primer año.

Como pueden apreciar no es tan difícil cumplir con estas medidas que propiciarán que la salud bucal de nuestros hijos se mantenga en los valores deseados. De los padres depende,  en gran medida, que las acciones de prevención permitan que la sonrisa de nuestros hijos nos siga alegrando a todos.