fbpx
a
915 11 44 38

hola@drramirezmoreno.es
Carretera Barrio de la Fortuna nº6, 28054 Madrid

Entradas recientes

De Lunes a Viernes

10:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Carretera Barrio de la Fortuna nº6

28054 Madrid

Síguenos

Endodoncia: un tratamiento para salvar tus dientes

Endodoncia: un tratamiento para salvar tus dientes

Preservar la salud de los dientes sigue siendo una de las principales preocupaciones en estos días en que son tantas las amenazas para lograrlo. Lamentablemente todos estamos expuestos a lesiones que pueden poner en peligro la vitalidad de los dientes provocados por caries, traumatismos u otras afecciones. La endodoncia pudiera ser la única alternativa para conservar una pieza con alguna afección seria en el nervio dental y su periferia.

Quizás alguno de ustedes conozca un familiar o amistad que atreviese por un episodio de dolor intenso debido a afecciones dentales, así que lo que lea a continuación pudiera resultarle de utilidad. Comencemos por explicar a qué nos referimos cuando hablamos de endodoncia. La mayoría de los especialistas reconoce que es un tratamiento odontológico asociado a lo que comúnmente llamamos “nervio del diente” o pulpa y que consiste en la eliminación parcial o total de la misma (de ahí que algunos prefieren llamarle pulpectomía o pulpotomía),  para posteriormente rellenar ese espacio con un material de características específicas.

Las afecciones dentales con infección de la pulpa pueden, en la mayoría de los casos, conducir a la aparición de necrosis pulpar. En aquellos casos en que no recibe la atención necesaria la dolencia puede complicarse y causar infecciones que pueden llegar a destruir el hueso que sostiene el diente y acompañarse de un terrible dolor para el paciente. Es bueno recordar que el diagnóstico debe estar siempre en manos de un especialista que decida el tratamiento correcto en cada caso.

El odontólogo, antes de aplicar el tratamiento,  realizará un estudio detallado del historial clínico del paciente considerando las características de la afección, la intensidad del dolor o las posibles implicaciones en otras piezas dentales. Será necesario obtener la información necesaria sobre la vitalidad pulpar con el objetivo de conocer la respuesta de los dientes dañados a estímulos térmicos (alternando entre sensaciones de frío y calor) y la aplicación de pequeños golpes a la pieza objeto de estudio. De forma complementaria el especialista se auxiliará en exámenes radiográficos que permitan determinar si el daño causado es irreversible.

endodoncia-pasos-cefnac

Como no existen dos casos iguales, ante cualquier duda lo recomendable es acudir a los especialistas y no comenzar a aplicar tratamientos que tal vez funcionaron en familiares o amigos. Cuando la lesión ha llegado a un punto que indica la pérdida de la vitalidad, el dentista debe iniciar una serie de acciones dirigidas a preservar la pieza siempre que cuente con la aprobación del paciente.

Casi siempre los tratamientos odontológicos ocasionan preocupaciones en unos o rechazos en otros. El temor al dolor es uno de los principales factores a tener en cuenta, así que en este caso que abordamos es bueno señalar que se aplica con el empleo de anestesia. Después de aplicada la misma se procede a tejido enfermo para acceder al nervio o nervios pues en dependencia de la pieza dental afectada puede contar con uno o más nervios.

Con la utilización del instrumental adecuado el especialista extrae el tejido pulpar y deja completamente limpio un canal que posteriormente se rellenará con materiales endodónticos que lo sellan en su totalidad. Atendiendo a la gravedad de la lesión, el odontólogo podrá decidir la necesidad de aplicar antibióticos antes o después del tratamiento.

Es práctica común en la visita para la aplicación de la endodoncia que se cubra la cavidad resultante de forma temporal hasta una siguiente en la que el dentista rellenará la misma con el material definitivo. En todos los casos el objetivo final será la restauración de la corona dejando el diente de la mejor forma posible. Muchas veces se requieren de tratamientos complementarios para devolver a la dentina o esmalte la forma deseada.

Como muchos reconocen el principal beneficio que aporta este tratamiento al paciente es la posibilidad de salvar una pieza condenada a extracción. Muy asociado con este es la durabilidad en el tiempo del tratamiento, pues mientras se apliquen rigurosamente las indicaciones y se practique una buena higiene bucal el resultado puede durar toda la vida. Nunca se debe olvidar que la restauración que implica la endodoncia deja irremediablemente una pieza sin vida que requiere de cuidados permanentes para evitar que se quiebre o fracture.

Finalmente queremos recomendar la realización frecuente de radiografías post-endodoncia para determinar si el hueso sigue siendo afectado o si el proceso de regeneración está en marcha. No obstante, a pesar de los adelantos en cuanto a tratamientos, no olviden que la mejor opción será siempre la prevención de salud que además resulta mucho más barata. Cualquier tratamiento, sin importar el grado de afectación dental, resultará mucho más costoso. Es preferible gastar tiempo en visitas al dentista que cuantiosos recursos para la solución de problemas.