fbpx
a
915 11 44 38

hola@drramirezmoreno.es
Carretera Barrio de la Fortuna nº6, 28054 Madrid

Entradas recientes

De Lunes a Viernes

10:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Carretera Barrio de la Fortuna nº6

28054 Madrid

Síguenos

Alimentos que favorecen las caries.

Alimentos que favorecen las caries.

caries-alimentos-drramirez

Entre las principales causas que provoca la presencia de los pacientes en nuestras clínicas es la aparición de caries en las piezas dentales. Por diversas razones algunas veces llegan cuando es bastante tarde y poco, o muy poco, podemos hacer para salvarlas. Por suerte, la educación va ayudando poco a poco a cambiar ese eterno temor al acudir a la clínica. Un poco de conocimiento, cuidado y atención sistemática pudieran bastar para una mejor salud bucal, cuando se combina además con un conocimiento de los alimentos que con más frecuencia pueden favorecer su aparición.

Antes de referirnos a algunos alimentos que muchos aceptan como causantes de gran cantidad de casos de esta afección, es muy importante tener en cuenta que una adecuada higiene bucal siempre será la solución más efectiva para prevenirlas. Aunque muchos prefieren culpar a lo que comemos, es mejor dirigir la mirada hacia el tiempo que permitimos que los restos de alimentos se mantengan adheridos a los dientes.

Debemos comenzar desde bien temprano a enseñarles a los pequeños la importancia de cepillarse correctamente al menos 3 veces al día, sobre todo después de cada comida. Siempre que sea posible es recomendable el uso del hilo dental para retirar todo resto de alimento. Esos minutos que dediquemos a la higiene serán decisivos en nuestra salud posterior. No olviden nunca que después de consumir productos que pueden adherirse fácilmente a los dientes, debemos realizar el cepillado con mayor intensidad.

La aparición y desarrollo de caries estará estrechamente relacionada  con la presencia de hidratos de carbono que se convierten en estimulantes para los microorganismos que habitan en la cavidad bucal. Mientras más tiempo se mantienen restos de comida, mayores serán los daños causados y mucho más probable la acción de las bacterias para corroer el esmalte. No por gusto muchos dentistas afirmamos que tan importante como lo que se lleva a la boca, es la frecuencia e intensidad de la limpieza dental.

Una dieta que incluya abundantes cantidades de alimentos ricos en hidratos de carbono, denominados también cariogénicos porque favorecen la formación de los ácidos que generan las bacterias influye directamente en la aparición de caries y será siempre una alerta para nuestro organismo. Sin pretender ofrecer explicaciones demasiado detalladas que en nada ayudan a la inmensa mayoría de los lectores, solo queremos agregar que la sacarosa es el carbohidrato más cariogénico, seguido de la glucosa, maltosa, fructosa, lactosa y sorbitol, todos compuestos que se incluyen en muchos alimentos.

Frecuentemente informamos a nuestros pacientes que las caries también pueden aparecer en aquellas personas que llevan una dieta saludable, por lo que la evaluación de cada caso debe ponerse siempre en manos de un especialista.

¿Qué alimentos inciden más en la aparición de caries?

La pregunta es bien difícil de responder porque son muchos los factores que pueden favorecer su aparición. Preferimos comenzar por esclarecer que el consumo excesivo de caramelos, mermeladas, galletas, gelatinas, bebidas azucaradas, azúcar y cereales tiene una estrecha relación con la aparición de esta problemática elevando considerablemente el riesgo de padecerla. De todos modos siempre será un elemento  importante las veces que se consumen, la cantidad y el tiempo que permanecen adheridos a la superficie de los dientes.

A veces el mayor problema no está en el consumo de alimentos ricos en azúcares u hidratos fermentados el mismo día, sino en las cantidades porque ello ocasiona que las bacterias dispongan de más sustrato para su desarrollo. Otro elemento a tener en cuenta es que los sólidos son más dañinos que los líquidos (pese a que estos proporcionen menos adherencia al diente), aunque ambos siempre dejan restos que tienen que ser eliminados en el menor tiempo posible.

Las chucherías para infantes, los chocolates y las gomitas, además de tener altas concentraciones de azucares tienen mayores posibilidades de pegarse al esmalte y favorecer la acción de las bacterias. A la larga lista de alimentos “culpables” se unen otras muchas confituras, los cereales, el pan y las papas fritas, alimentos que permanecen mucho más tiempo en la boca. Como ven son muchas las alertas que a partir de ahora debemos incorporar a nuestro organismo para poder gozar de una mejor salud.

Independientemente de llevar una dieta sana, consumir alimentos responsablemente y mantener una limpieza impecable, la mejor recomendación seguirá siendo incluir en la agenda personal la visita periódica a nuestro dentista para que realice una evaluación integral de la cavidad bucal, sea capaz de detectar cualquier anormalidad desde su aparición y de forma temprana para evitar su expansión a otras piezas.

Recuerde que en última instancia si no es posible eliminar completamente estos alimentos, debe reducirlos al mínimo posible y luego de consumirlos aplicar un cepillado intenso y efectivo para evitar que las caries le compliquen su vida.