fbpx
a
915 11 44 38

hola@drramirezmoreno.es
Carretera Barrio de la Fortuna nº6, 28054 Madrid

Entradas recientes

De Lunes a Viernes

10:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Carretera Barrio de la Fortuna nº6

28054 Madrid

Síguenos

¿Beber vino tinto es bueno para la salud dental?

¿Beber vino tinto es bueno para la salud dental?

vino-tinto-caries-drramirez

Hace algunos días conversando con algunos pacientes en la Clínica salió a debate el tema de los beneficios que, según explicaban dos de ellos, aporta el consumo de vino tinto a la salud en sentido general y a la bucal en particular. Aunque ya conocía lo que sobre el particular se comenta en escenarios académicos, me pareció que podría ser un tema interesante para traer a este espacio. Entre detractores y partidarios se mueve este tema que al parecer pone a la bebida como un arma contra las caries.

Los dentistas tenemos la responsabilidad de preocuparnos, además de la atención directa, por orientar correctamente a nuestros pacientes en aquellas prácticas que resultan beneficiosas para su salud. De manera particular la aparición de enfermedades dentales y sobre todo las caries, son objeto de constantes charlas con objetivos preventivos. No siempre las cosas que leen en internet o en revistas populares responden a estudios serios sobre la forma en que los alimentos influyen en nuestra vida cotidiana.

Para comenzar a abordar esta temática comparto con ustedes algunas conclusiones de una investigación realizada por el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación de la Universidad Autónoma de Madrid y publicada en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, afirma que también es bueno para la salud dental. En una publicación del sitio Muy Interesante se refleja que para su experimento, los investigadores cultivaron en el laboratorio un modelo de biofilm de placa dental que integraba cinco especies de bacterias asociadas con enfermedades orales con objeto de estudiar el potencial del vino tinto como inhibidor de producción de biopelículas y placas dentales.

Amplía la revista que colocaron estos biofilms en este tipo de vino con alcohol y sin alcohol y también extracto de semilla de uva mezclado con agua y etanol al 12%. Los investigadores descubrieron que todos ellos fueron eficaces en la lucha contra las bacterias; esto se debe a que los polifenoles (antioxidantes naturales) que contiene el vino son los que desaceleran el crecimiento de la flora bacteriana que se aloja tanto en los dientes como en las encías.

Las conclusiones fueron avaladas por Irene Muñoz-González, líder del estudio, que ante las preguntas de la prensa afirmó que “Estos resultados contribuyen a los conocimientos actuales sobre los efectos beneficiosos del vino tinto (uno de los productos más importantes de la agricultura y la industria alimenticia) sobre la salud humana”.

Resulta verdaderamente interesante esta investigación si tenemos en cuenta que anteriormente la ciencia se encargó de demostrar su eficacia en el aumento de los niveles de colesterol bueno en la sangre, la prevención de complicaciones cardiovasculares o la liberación de  endorfinas. No tengo la menor duda de que se trata de resultados prometedores para la utilización de componentes naturales que siempre resultan mejor asimilados por nuestro organismo.

Algunos científicos creen que el polifenol que se encuentra en la cáscara de las uvas rojas protege el corazón, algo que motivó al Copenhagen City Heart Study a seguir durante doce años a más de 13,000 personas y posteriormente concluir que aquellos que tomaban de tres a cinco vasos de vino al día tenían la mitad de riesgo de muerte por una enfermedad coronaria o por un paro cardíaco que aquellos que nunca tomaban vino.

Como hemos explicado en anteriores entregas las caries y las enfermedades de encías  afectan en la actualidad a una cifra bastante elevada de la población mundial. Nunca está de más reiterar que cuando algunas bacterias que habitan en la boca forman biopelículas y estas forman una placa y producen ácidos que ocasionan serios daños a las piezas dentales, se compromete seriamente  nuestra salud bucal. Aunque cepillarse los dientes y utilizar flúor ayuda a deshacerse de la placa bacteriana, los efectos son limitados por lo que la utilización de productos naturales que contribuyan a mejorar la salud dental es siempre una excelente noticia.

Las actuales investigaciones, que no siempre son adecuadamente divulgados para la comprensión de todos, confirman que los polifenoles que incluye esa bebida contribuyen a desacelerar el crecimiento de la flora bacteriana que comúnmente prolifera en dientes y encías. Lo que la mayoría reconoce ahora es que un par de copas de vino tinto al día sería muy beneficioso para luchar contra las bacterias bucales que causan la caries. La bebida, elaborada a partir de las uvas, pudiera convertirse de esta forma en un excelente aliado para los especialistas que podrán sugerirlo a  sus pacientes. De todos modos, recomendamos no aumentar demasiado la dosis porque ello ayudaría bien poco a solucionar el problema. Por el contrario, generaría otros tan o más complejos que las caries.