fbpx
a
915 11 44 38

hola@drramirezmoreno.es
Carretera Barrio de la Fortuna nº6, 28054 Madrid

Entradas recientes

De Lunes a Viernes

10:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Carretera Barrio de la Fortuna nº6

28054 Madrid

Síguenos

¿Qué es y cómo se realiza una endodoncia?

¿Qué es y cómo se realiza una endodoncia?

endodoncia-drramirez

Como hemos expresado anteriormente, las visitas al dentista se encuentran entre las que menos disfrutan la mayoría de los seres humanos. Diversos mitos han contribuido a que se acuda al especialista casi exclusivamente cuando no queda otro remedio. La endodoncia es uno de los tratamientos que más temor generan, aunque contrario a lo que muchos piensan, apenas representa unas pocas molestias para el paciente. Las actuales técnicas para su realización reducen los riesgos y el tiempo de recuperación para el paciente.

Aunque solo vemos la parte externa del diente, tiene otras que son igual de importantes para su funcionamiento y que requieren determinadas atenciones para evitar enfermedades. En su interior encontramos la pulpa dental, un tejido compuesto de nervios, vasos sanguíneos y células especializadas que tiene entre sus funciones la de formar el diente y percibir estímulos externos. Los aspectos relacionados con la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la pulpa dental y de los tejidos circundantes afectados por la misma son responsabilidad de la endodoncia, una especialidad odontológica que resulta de gran ayuda para el paciente.

Como procedimiento, también conocido como tratamiento de conductos, es el que utilizan los odontólogos para eliminar -en parte o en su totalidad- la pulpa del diente y posteriormente sellar el conducto pulpar. La mayoría de los especialistas coinciden en señalar que las causas más frecuentes de la infección, inflamación y necrosis de la pulpa, y por consiguiente de la necesidad de realizar una endodoncia, están asociadas con las caries dentales con elevados niveles de profundidad, traumatismos o golpes, manipulaciones en procedimientos odontológicos, inflamación irreversible del tejido pulpar (denominada también pulpitis) o cuando hay una necrosis (muerte) del mismo.

De manera general se realiza en una sesión, aunque pudiera requerir de más de una consulta en dependencia del grado de afección. Algunos pacientes manifiestan ligeras molestias dos o tres días después de aplicado el tratamiento, aunque reconocen que las mismas desaparecen con analgésicos.

¿Cómo se realiza la endodoncia?

Para aquellos que quizás tienen alguna pieza con serios problemas, que requiere de un tratamiento más profundo y han escuchado que existe esta alternativa puedo decirles, de forma abreviada, que consiste en extraer la pulpa del interior de la pieza dental con herramientas especializadas, limpiar detalladamente el interior del diente, desinfectar, secar y rellenar el espacio resultante con resina y  cemento sellador con el objetivo de evitar infecciones posteriores.

Sin embargo, como ya hemos podido conocer que también tenemos lectores que gustan de profundizar y conocer un poco más de los tratamientos que ofrecemos en nuestra Clínica, vamos a ampliar un poco en el procedimiento que utilizamos. Para ello, nos vamos a auxiliar de lo que publican algunos colegas como pasos para realizarlo, pues coinciden con los nuestros:

Apertura: con un instrumental adecuado se elimina toda la superficie del diente que tiene caries hasta llegar a la raíz del diente o cámara pulpar. Para el paciente, esta primera fase será similar a la que se realiza cuando se hace un empaste y se “limpia” el diente.

Instrumentación: es lo que se conoce popularmente como “matar el nervio”. En realidad, lo que se hace es una limpieza y desinfección del conducto por medio de limas. La pieza dental queda hueca y limpia de toda la pulpa que se encontraba en esa zona y que producía el dolor o las molestias al paciente al haberse necrosado o infectado.

Cierre: una vez que todo está limpio, los conductos se rellenan con materiales inertes y se sellan. Por lo general se utilizan puntas de gutapercha, un material elástico derivado del caucho. Estas puntas son una especie de conos largos y afilados que se introducen dentro de los conductos para sellarlo por completo y evitar que vuelva a entrar bacterias, así como para ayudar a sostener la pieza y que no quede hueca por dentro.

Pasado este momento, el dentista podrá sellar la pieza. Hay quienes utilizan en primer lugar un cemento provisional que dejan durante aproximadamente una semana y, posteriormente, se retira para cimentar y reconstruir totalmente la pieza. De esta forma se evitan infecciones o posibles molestias y se puede volver a intervenir si hay algo que no haya quedado del todo bien.

Lamentablemente, no es posible aplicar endodoncia en los casos en que la destrucción del diente sea muy avanzada y no tiene reparación posible, o cuando la pieza se encuentra  en una posición que imposibilita la actuación del especialista.  En este último caso, a veces es posible obtener mejores resultados con un poco de fisioterapia previa que facilite la apertura de la boca por parte del paciente.

La mejor solución será siempre acudir a un dentista que diagnostique acertadamente el problema e indique el tratamiento que más se ajusta a las condiciones y nivel de daño del diente.